* Hello, my friends! welcome to letra e fel! If you like this space, please share it with your friends.
* Dzień dobry, drogi czytelniku, witaj w blogu Letra e Fel! Dziękujemy za wizytę. Jeśli nasz blog ci sie spodobał, poleć go swoim znajomym.
*!Hola! , amigo lector. Sea bienvenido y si le gustó mi blog, recoméndelo a sus amigos!
*Cher lecteur, soyez le bienvenu! Veuillez conseiller notre blog à vos amis si vous l'avez aimé. Merci beaucoup!

10/02/2013

El trencito de los sueños... (Ricardo Morales Medrano/ León-Nicaragua)


Tu, tu, tuuu...- se escuchó de repente...
Tu, tu, tuuu...- una vez más...

Surima abrió sus achinados ojitos medio adormilados, las amapolas de sus pestañas se separaron  y reparó lentamente alrededor de su cuarto, se arropó nuevamente en su camita y en ese instante lo escuchó de nuevo y esta vez con un poco mas de fuerza....

–– Tu, tu, tuuu...–– hasta en ese instante observó que entre las líneas de la puerta del closet se reflejaba  una hermosa luz de colores que se  escapaba  para volar libre por toda la habitación.

Se levantó un poco asustada pero aún así abrió la puertesita de caoba que tenia grabada un hermoso unicornio blanco de alas de oro y plata...dentro, la luz le cegó por un instante pero después pudo ver que en su closet había una hermosa y colorida feria con abundantes globos y festones que alocados bailaban en los techos de unas tienditas con techos de paraguas multicolores y también en las copas de unos arbolitos miniatura que sembrados a la orilla de unas callecitas de lozas de mármol con formas geométricas  recorrían toda la feria, sus ojitos alegres de hermosas pestañas como amapolas miraban con fascinación cada detalle...de repente escuchó otra vez...

–– Tu, tu, tuuu...casi a sus pies estaba echando bocanadas de humo violeta un pequeño trencito de cinco vagones con bellos colores pasteles y en su cabina un muñequito de galleta que tenía un vistoso gorro azul en su cabecita redonda, le hacia señas para que se inclinara y le dijo cantando en vez de hablar...

–– ¿ Quieres dar un paseo en mi trencito de los sueños..? –– ¿ Pero como he de hacer eso...? –– le preguntó muy ansiosa la niña al momento que se ponía sus pantuflas de conejo orejón.

–– Muy sencillo –– le dijo el hombrecito de galleta

–– Haz lo que yo y verás que fácil te será el entrar al tren de los sueños –– Surima le observó y siguió paso a paso lo que hacia el pequeño conductor.

–– Primero –– le dijo –– y se apretó la naricita roja de cerecita –– Y segundo... te la retuerces tres veces y dices ... como un ratoncito quisiera ser para en el tren de los sueños poder caber...repítelo tres veces desde muy adentro de tu corazón y si eres una niña obediente y sincera con un alma bella y blanca como la hermosa luna, te aseguro que tu deseo se te cumplirá...–– la niña se sentó en el piso he hizo lo que el hombrecito de galleta le indicó, no había terminado de repetirlo la tercera vez cuando sin darse cuenta de un solo tiro se achicó hasta llegar a tener el tamaño ideal y muy feliz a la cabina con su nuevo amigo se metió.

–– Quieres tocar al silbato –– le dijo sonriente el conductor al momento que le daba un gorrito a rayas y un par de guantes  de conductor y ella sin pensarlo dos veces se puso el gorrito y los guantes y de la cadenita tiró y nuevamente se escuchó la cancioncita del trencito de los sueños que decía así...- Tu, tu, tuuu...  ...  Surima se veía feliz tocando el silbato pero algo le llamó la atención.
–– ¿ Donde están los rieles para que el tren pueda recorrer la feria..? –– preguntó la niña un poco intrigada...
–– ¿ Los rieles ?  –– sonrió el muñequito de galleta y le musitó al oído...
–– Si te cuento un secreto podrías guardármelo...––
–– Claro que si –– dijo la pequeña Surima al momento que le enseñaba el dedito meñique dobladito en señal de juramento. 
––Este tren en vez de correr... vuela –– la niña quedó con la boca abierta ya que no lo podía creer
–– ¡ De veras ! –– retrucó mas que encantada
–– ¡ De fábula ! –– dijo después
–– Quiero que sepas que he venido a cumplir con tu mayor deseo –– le dijo el muñequito de galleta, al momento que se ajustaba sus anteojos de vuelo...
–– ¿ Mi mayor sueño...?–– se preguntó tronándose los nudillos con nerviosismo, por unos segundos se quedó pensativa y luego exclamó apretando sus manitos 
–– Mi mayor sueño siempre ha sido volar entre las estrellas y adornarlas con bellas rosas para que no estén tan solitarias ni tristes –– decía la niña cuando el muñequito de galleta sacaba de un escondite una preciosa canasta con hermosas rosas pintadas con los mas bellos colores de la paleta de un artista, la niña la tomó y le dijo al muñequito de galleta...
–– ¡ Que esperamos ! nuestras amigas las estrellas nos esperan –– y apuntó al cielo; el tren tomó velocidad y todos los visitantes de la feria que también eran muñequitos de galleta de diferentes colores y sabores, lanzaron  sus globos al tren formándole una cola multicolor que a toda maquina salía en ese momento por la ventana rumbo a las estrellas  para regalarles una rosa y darles compañía que bien ganadas se tenían ya que ellas siempre nos han acompañado en cada una de nuestras noches. Las horas pasaron pero las estrellas parecían no acabar al igual que  las rosas del canasto mágico que nunca quedaba vacío. Ya casi al amanecer lograron terminar y el trencito de los sueños regresó a la habitación de la niña que no había podido terminar el viaje de regreso despierta porque el cansancio le había ganado, el trencito paró sobre su cama y el muñequito de galleta la metió entre las sabanas y abrigó para que no le diera frió, luego le puso una rosa entre sus manos y aun ladito le dejo el gorrito y los guantes de conductor como recuerdo de su aventura.  A partir de esa noche en ocasiones se logra ver como las estrellas reflejan los colores  de las rosas y sus luces ya no se ven blancas y sin vida...al contrario luces multicolores caen del cielo para acompañar a los niños de alma sincera y buen corazón.   
 Ricardo Morales Medrano.
12 / 04 / 2008 – León, Nicaragua.

Nenhum comentário: