* Hello, my friends! welcome to letra e fel! If you like this space, please share it with your friends.
* Dzień dobry, drogi czytelniku, witaj w blogu Letra e Fel! Dziękujemy za wizytę. Jeśli nasz blog ci sie spodobał, poleć go swoim znajomym.
*!Hola! , amigo lector. Sea bienvenido y si le gustó mi blog, recoméndelo a sus amigos!
*Cher lecteur, soyez le bienvenu! Veuillez conseiller notre blog à vos amis si vous l'avez aimé. Merci beaucoup!

17/10/2014

LA ECONOMÍA DE MERCADO (Pedro Sevylla de Juana)

Corteza, manto y núcleo,
traslación y rotación, la Tierra va perfeccionando
su rutina
entre inestables equilibrios y juegos malabares.
Perro atado al árbol, ramal que se enreda y desenreda;
habiendo recorrido en círculo o en elipse
cinco mil millones de años,
no puede impedir nuestro planeta
que la economía de mercado,
eufemismo del dinero caníbal, soltándolo del amarre
espacial,
lo convierta en marioneta de su dedo,
nuevo centro del girar inacabable.

Con su solo influjo, la economía de mercado originó
la deriva de los continentes;
con su sólo influjo mueve,
a intervalos medidos,
las placas tectónicas; y con su solo influjo
aviva volcanes y seísmos, aparentes catástrofes naturales
que la misma economía de mercado aprovecha
para sacar un buen pellizco.

En los tiempos de Pangea el Algarbe acariciaba
los cayos de Florida, y el peñón de Ifach penetraba
en las tierras vírgenes de la Guinea africana.

La unión hacía fuertes a los espacios todos,
y la perseverante
economía de mercado, nada podía contra ellos.
Fue entonces cuando,
persiguiendo soluciones, acuñó el dicho:
“separa y vencerás”, obrando en consecuencia.
Empuje, arrastre y obstinación,
fuerzas centrípetas y centrífugas: a enviones
consiguió
separar los territorios hermanados.

Y hay más:


en las noches oscuras del trópico,
sirviéndose de obreros mal pagados, la economía

 de mercado
arranca el magma del puro núcleo,
y lo lleva a la corteza para venderlo de madrugada
en lonjas clandestinas
subastado al alza.

La economía de mercado tiene prisa, y acelera
el paso
del Universo;
de modo que cuanto ocurría en milenios
ahora ocurre en décadas.
Se producen así múltiples imperfecciones
que la economía de mercado subsana a buen precio.

Mientras,
lo que ha de morir
muere y alimenta a lo vivo,
a su vez pasto, sin saberlo o sabiéndolo,
de la economía de mercado y de sus fechorías,
algunas de dominio público
y otras más, ignoradas
por desconocidas: silencio de muchos.


PSdeJ.

Nenhum comentário: